18 jul. 2010

Platos a la carta.

"Salgo de casa justo cuando las farolas se despiertas. Primero tiritan, dudan y por fin se desperezan en la noche temprana y joven.


La gente noble, creyente y respetable se retira a sus hogares para acurrucarse junto al fuego, para leer cuentos de osos y miel, para que el padre se encienda una buena pipa y mientras se sirve un coñac explicarle a sus hijos temas cargados de moralina y moralejas, mientras utiliza esa sonrisa de listillo pícaro. Por supuesto la madre se dedicará a admirar a su hombre y reforzar su mensaje.



Como salgo cuando todas las buenas comadrejas vuelven a su agujero, mis pasos resuenan en el vacío. Salgo a estas horas pletóricas de nada porque tengo claro que me toparé con gente de moral distraida y dudosos hábitos. A estas horas mis venan destilan ácido, la boca me sabe a carbón, mis articulaciones son de titáneo y mis huesos son el más puro márfil africano. Mis ojos están atentos e inyectados en sangre...dejo que eligan a la víctima y comienza el baile.


Mis piezas son especiales: comienzan en el crescendo. Tengo que admitir mi debilidad por el sexo femenino, sus gritos me suelen llenar más y son más propensas a arañan y a morder. Las agarro por detrás...del pelo y dejo reposar mi cuchilla en su esbeltez, en su nacarado cuello...hago la suficiente presión para que una gota de rubí se asome y sepan que están en serio peligro...ahí empieza el forcejeo...la danza macabra de los supervivientes, e tira y afloja de los amantes que jamás se amaron. El ritmo va creciendo, estamos en éxtasis, casi latimos al unísono...y entonces llega la calma de repente, la calma de los amantes satisfechos.


Ella se ha quedado dormida..agotada. La honro arropandola con mi cuchilla, resaltando sus bellos rasgos y ocultando los escasos defectos...su sangre reposa sobre mi...y yo lamo su sangre, degustando ese plato exquisito...del sabor de las ciruelas maduras...mis ojos brillan felinos en busca del siguiente plano.

7 mar. 2010

La invención de uno mismo a golpe de bisturí.


Frío. Frío en la espalda sobre todo, tanto frío que los pies no los siento.

No puedo moverme. Para hacerse una idea de mi impotencia...coloque la mano en una superficie plana, y dejala muerta, no haga ningún tipo de movimiento con ella...e intente moverla, pero quédese en la intención, intente moverla sin moverla.

Tengo los párpados cerrados y se niegan a retirarse, aún así siento una luz potente sobre ellos y oigo voces amortiguadas, como temiendo despertarme. Una mano de latex me retira un párpado y se vuelca una luz furiosa obligando a que mi iris se contraiga hasta volverse del tamaño de la cabeza de una aguja.

-Son las 10 de la mañana. Hora de la muerte... 3:13 de la mañana. El cuerpo se encuentra en rigor mortis y la temperatura del hígado confirma su muerte a dicha hora. Procedemos a extraer los órganos-

La misma sensación de querer y no poder, intención sin acción de hacer vibrar mis cuerdas vocales y decir amablemente algo como "queridos señores, es de muy mal gusto hablar de extraerle los órganos a alguien que aún sigue entre nosotros"

Y ante mi ojo medio abierto por la acción de esa mano desconocida y enguantada, veo salir una colorida y húmeda cabalgata de trozos de mi que hacia poco cumplian su función.

Me pregunto que harán con lo que no se pueda aprovechar, por un momento pienso que deberia ser usado como comida para algún animal, o como abono...pero, ¿y si aún sin cuerpo...sigo siendo consciente de mi existencia?

Hacia las 11.30 oigo la radial acariciando mi cavidad craneal, notando como soy transportado en volandas cual monarca despota hacia la horca. Pero todo acaba cuando soy sumergido en formol.

5 años después sigo pensando que no son unas grandes vistas, pero ¿y todo lo que he aprendido de medicina forense?

3 feb. 2010

A capite ad calcem


Sándalo: Pálida como un virginal camino nevado, silenciosa cual cortejo funebre, con el rimel corrido de lágrimas antiguas y mal-lloradas. Lectora de libros y esquelas.


Cicuta: Pálida como leche amarga, de risa crepitante y pasos ágiles de bailarina, con una sonrisa pintada sobre la suya para recordarse que esta vida es una broma. Lectora de libros y provocadora de esquelas.


Ambas hermanas, noche y día encontrados en un punto y diferenciados en otro, sin mediosdías, ni albas, sin medias-tintas. De la cabeza a los pies, echas a sí mismas...aunque muescadas y rotas por otros...o por ellas mismas también.


Esconden: una melancolía y la otra sádica satisfacción. Una amada vividora de recuerdos, otra amada y regurgitadora de despecho.



La melodía de los tristes solo atrapa a los que corren por encontra el precipicio.

6 oct. 2009


Tienes cara de monarca, ¿estás seguro de que tus padres no eran hermanos?

Goodbye Horses

Me despierto con un sabor ácido en la boca...estoy lleno de barro y noto a los pequeños insectos nerviosos tanteando en mi piel. En la oscuridad palpo las paredes que se deshacen en terrones de tierra a mi tacto nervioso. Como techo tengo un cielo tormentoso y enfurecido...una fría duda recorre mi espalda y el temor de que comience un monzón personal y me ahogue entre aguas cenagosas hace que me apresure a buscar raíces seguras para subir lo antes posible.
Comienzo a escarbar con garbo en una pared cualquiera...encuentro una raíz y comienzo a trepar con más prisa que precaución. Con el mutismo del naufrago, me percato de la tranquilidad que reina en el ambiente pese a mi respiración acelerada, me doy un segundo de reflexión para esta banalidad y sigo con mi ascensión. Hago acopio de los resquicios de mi fuerza y cuando los músculos me gritan de dolor y están al borde de la rotura...asomo el hocico fuera de ese tibio agujero.
Contemplo un lugar en el epicentro de la nada. Unas matas decoran humildemente el lugar...en pequeños grupos como si se tratase de una triste conversación donde se recuerdan los tiempos pasados y más vigorosos.

-¡Ha salido otro!... ¡este lugar también hay que cerrarlo! –

Las palabras vienen de un ángulo indefinido. Entonces veo aparecer unas sombras que se acercan, intento pedir auxilio pero mi boca embarrada y seca me lo impide. Mis salvadores se acercan y extiendo la mano con la esperanza de que me den el último tirón para sacarme de ese socavón ennegrecido.

- Son como las ratas, no se cansan nunca de perturbar la tranquilidad-

Con estas palabras su suela acaricia mi rostro sin demasiada suavidad haciéndome caer de nuevo a la cuna de barro...y después una lluvia...esta vez de hormigón me priva del aire...de la luz...de la esperanza.
-Ves muchacho! tenemos que tapiar todos los malditos agujeros donde metemos a esos putos no-muertos, los zombis siempre buscan venganza y son tan peligrosos como un oso de frente, no tengas piedad con ellos porque ellos jamás la tendrá contigo.

"La mayoría de las cosas pasan durante la noche, y la libertad ansiada del caballo siempre se ve reducida a tirar de una cuerda sin final"







Pd:

Letra de la canción que suena! Escena mítiquisima de "El Silencio de los Corderos"



You told me, I see you rise

But, it always falls

I see you come, I see you go

You say, "All things pass into the night"

And I say, "Oh no sir, I must say you're wrong

I must disagree, Oh no sir, I must say you're wrong"

Won't you listen to me?You told me, I've seen it all before

Been there, I've seen my hopes and dreams

A lying on the groundI've seen the sky just begin to fall

And you say, "All things pass into the night"

And I say, "Oh no sir, I must say you're wrong

I must disagree, oh no sir, I must say you're wrong"

Won't you listen to meGood-bye horses I'm flying over you

Good-bye horses I'm flying over you…

27 sept. 2009

The Judderman

The Judderman... El hombre trepitante.

23 sept. 2009

Be

Necesito entretenerme, o caigo en espiral al abismo.
Hace frío, incluso aquí.
Ni tú, ni él, ni aquel del que no te hablé pueden llenar el agujero.
Echa tierra, remueve el agua, tira las cenizas de una casa.

Puedo engullirlo todo. Hacerlo mío, hacerlo yo.

Diría que vuelves a no pertenecer a nada ni a nadie.
Pero volver es un verbo de retorno; implica una separación de la situación que tú jamás has experimentado.
No perteneces a nada. Y esta noche, de nuevo, eres más consciente de ello.

Ni aquí, ni allá.

Te alimentas de pasado y vomitas el presente.
Como un drogadicto rechazando medicinas y engullendo pastillas.

¿Te sientes sola? ¡Ja! No estás sola... estás vacía, que es lo triste.
Vacía, desesperanzada, idiota...

Estás... y más te valdría no ser verbo copulativo, porque los haces llorar.

Presentación

Llegaron como extraños a una tierra desconocida, y allí se quedaron....inertes e inexpresivos, con la aprensión de la presión de un láser apuntando con precisión.


Ojos como avisapas enfurecidas, que clavandose con rabia...te envenenan con el miedo y las dudas. Dos extraños en una tierra desconocida.


Comenzaron su camino por la senda de baldosas amarillas, envenenada con pasos y gotas de sudor y sangre, y llegarón a un lugar.


Un lugar donde la razón se emborracha los martes por la noche y maltrata a su mujer, un lugar donde el arriba y el abajo están de vacaciones o en el paro, un lugar donde el elixir de la locura nos devuelve la vitalidad y las ganas de pensar.


Filosofia, pensamientos absurdos, Poesia traviesa y narrativa engrasada con las vísceras de las palabras...un nuevo lugar donde las ideas tiemblan de pavor.